sábado, 3 de agosto de 2019

CATALUÑA Y NAVARRA RETIRAN PIZARRAS CON AMIANTO DE SUS COLEGIOS



Cataluña y Navarra retiran pizarras con amianto de sus colegios

Cataluña ha detectado 108 pizarras escolares que contienen amianto —una sustancia tóxica que puede provocar cáncer de pleura y pulmón al inhalar sus fibras—, de las que 70 ya han sido retiradas y el resto lo serán antes de finales de este año. El País Vasco fue la primera autonomía en dar la voz de alarma en 2015, cuando detectó 19 pizarras que contenían ese material. Además de esas dos comunidades, solo Navarra admite haber analizado colegio por colegio y haber detectado encerados con esa sustancia (un total de seis, ya retiradas). El resto de regiones consultadas aseguran que en sus centros educativos no hay pizarras contaminadas, aunque no acreditan haber efectuado estudios exhaustivos.

Siguiendo el modelo vasco, el Departamento de Trabajo de Cataluña elaboró en abril de 2016 una guía para detectar las pizarras que pudieran contener esa sustancia tóxica, que tienen unas características comunes: suelen contener “una placa fina y lisa de fibrocemento pintada de negro o color oscuro sobre una placa de madera o conglomerado de madera”. El texto de Trabajo pedía, además, revisar las que pudieran resultar “sospechosas”, por desconocerse su composición. Los centros debían inspeccionar las pizarras en busca de roturas o imperfecciones. En esos casos, se prohibía pulirlas, fregarlas o perforarlas, hasta que fueran analizadas. Aunque se permitía que los centros continuaran utilizándolas. Se identificaron 108 en 25 colegios diferentes. Según la consejería de Educación, ninguna de ellas había sido suministrada por el Departamento catalán y no tenían identificación de fabricación. “Se desconoce su origen y procedencia”, indican.

“Son peligrosas porque cuando el material se rompe se liberan fibras, que pueden ser inhaladas”, señala Lluís Mallart, técnico y especialista en amianto que asesora a Administraciones en la retirada del mismo. Mallart insta a los Gobiernos autónomos a realizar estudios sobre el terreno, siguiendo las recomendaciones elaboradas por el País Vasco o Cataluña. “El protocolo lo tienen, lo pueden copiar, otra cosa es quién y cómo se evalúan las pizarras y si el personal está bien formado”, recalca. El experto cree que es “muy difícil” que en el resto de regiones no haya ejemplares de esas pizarras, normalmente, fabricadas antes de 1990 (el amianto se prohibió en 2002). “Seguramente, en el sótano de alguna escuela queden algunas con patas de madera”, sospecha. Pero también las hay con amianto sin tener patas.

viernes, 2 de agosto de 2019

FALSA REHABILITACION DE LA JUNTA EN CADIZ



FALSA REHABILITACION DE LA JUNTA EN CADIZ

Once años de hipoteca para acabar siendo propietario de una casa inhabitable. Es la odisea por la que está pasando David González Caravaca, un joven gaditano que adquirió un piso en el número 14 de la calle Obispo Félix Soto. Este inmueble fue rehabilitado hace más de seis años con el programa de Transformación de Infravivienda, es decir, mediante un convenio entre la Junta de Andalucía y los titulares. Para ello el gobierno andaluz aportó 945.034 euros, mientras que 427.139 corrieron por parte de los propios vecinos.

Ya no quiero ese piso. ¿Quién va a querer vivir en una casa que le ha dado once años de problemas? Ahora mismo estoy preso en algo que no tengo ni quiero"

Los primeros inconvenientes fueron causados por los plazos, ya que se retrasaron bastante en la entrega de llaves. “Cuando finalmente llega este momento se me dice, a través de la comunidad, que hay un problemilla con mi piso porque no estaba muy bien, que tenía algo de humedad y que querían pintarla de nuevo. Cuando llego a la casa veo que las manchas no son las normales de humedad, sino que se trata de manchas de filtraciones en paredes, suelo e incluso desde los enchufes”, nos cuenta David. Frente a esta situación se negó a aceptar las llaves, pero finalmente, bajo la presión de la comunidad tuvo que acceder.

Esto ocurre hace, aproximadamente, cinco años. Entonces decide comprar los muebles para el piso e irse a vivir allí. “Al segundo día de estar allí tuve que irme de la casa corriendo a devolverlo todo porque el agua me llegaba a los tobillos”, señala. Tras esto se desplazó a las oficinas de la Junta de Andalucía para hacer entrega de la llave y notificar lo acaecido. Desde la institución le dicen que mandarán a alguien para arreglarlo. “Mandaron a alguien que lo que hizo fue pintar el suelo, como si no exitieran problemas más importantes que solucionar”.

Frente a la negativa por parte de la Junta de hacer nada más, David se ve obligado a contratar un abogado que, tras muchos intentos fallidos de sentarse a negociar con la administración pública, le recomienda hacer un peritaje de la vivienda para presentarlo. A los gastos del abogado se suman también los de los servicios del perito. “Ante el informe tampoco me dan respuesta y hace dos años decidimos poner una denuncia. A día de hoy no tenemos nada en firme por su parte”, relata.
La última baza de González Caravaca hace apenas un mes ha sido emplear sus ahorros en contratar a una empresa para conocer cuáles son los problemas reales de la vivienda. “Estos profesionales han abierto los techos, las paredes y el suelo para ver dónde caen las tuberías y conocer la procedencia de las filtraciones. Al dejarlo todo al descubierto han comenzado a aparecer vicios ocultos”. Entre estos defectos han descubierto un puntal actuando como biga y soportando el peso de todo el techo de escayola de la cocina-salón, tuberías rotas o tuberías que desembocan sin que haya desagüe. 

“Aparecen muchas cosas que el perito inicial al que contraté no pudo ver al encontrarse todas ocultas. Y esto es el colmo de los colmos, porque el arquitecto que respaldó la obra pertenecía a la Junta y él debía conocer lo que estaba pasando. Ahora no me queda más remedio que hacer todo esto público”, explica.

Este gaditano lo único que requiere es que la Junta reconozca su responsabilidad ante la entrega de un piso rehabilitado en “pésimas condiciones” y que le devuelva el dinero invertido en el inmueble, ya que hace más de un año que terminó de pagar la hipoteca. “Ya no quiero ese piso. ¿Quién va a querer vivir en una casa que le ha dado once años de problemas? Ahora mismo estoy preso en algo que no tengo ni quiero”, concluye David.



jueves, 1 de agosto de 2019

EN DEFENSA DE LOS PUEBLOS NATIVOS



EN DEFENSA DE LOS PUEBLOS NATIVOS

La historia de los pueblos, son escritas por los vencedores y por lo tanto, la de los vencidos, volcada al ostracismo, relegada y culpabilizada por una intolerancia infinita que los expropian de sus tierras, de su moral y costumbres, de su libertad y sus vidas. Nada justifica tales actos ignominiosos y contra ellos hemos de revelarnos demostrando y activando nuestra solidaridad internacional. Que sus historias crezcan y permanezcan en nuestra memoria.

Mi primer grano de arena se ha inclinado hacia dos pueblos (existen más de trescientos) que llaman profundamente mi atención y que respeto profundamente por la riqueza de su organización social, por su rebeldía y por su imponderable “democracia directa”: IROQUESES Y MAPUCHES.

Es evidente que cuando comenzamos a leer, lo hacemos de forma dubitativa e inconstante. Con el tiempo (no sin esfuerzo)  con perseverancia y empeño, logramos convertirla en una soberana y hermosa pasión. En ése caminar, de tropezón en tropezón, apenas sin entender, hasta que lo releemos años más tarde y logramos comprender, los por qué y sus enseñanzas. Vamos pasando de un libro a otro, obligado por su contenido, sus notas y referencias.            Fue así como creció en mí un gran interés por el conocimiento de las ideas y la toma de conciencia, en la relación del hombre con la naturaleza. El Apoyo Mutuo de Piotr Kropotkin y el Hombre y la Tierra de Élisée Reclus  fueron obras que me marcaron y señalaron un camino, en la defensa de los  pueblos autóctonos, derrotados y oprimidos; física y culturalmente masacrados por los Estados, cuya ambición de poder es inagotabables.

LOS IROQUESES

miércoles, 31 de julio de 2019

REPRESENTATIVIDAD



REPRESENTATIVIDAD

Partiendo siempre del principio de que asamblea sin sindicato es ciega y sindicato sin asamblea es vacío, somos conscientes de que, cuando son los obreros los que promueven la representatividad, ésta deriva directamente de sus propias y exclusivas decisiones en el fondo y en la forma, y, de este modo, sus representantes son los que, en cada caso, deciden las asambleas obreras, otorgando a aquéllos un mandato concreto y sin ningún carácter permanente.

La libertad sindical por la que la clase obrera viene luchando desde el nacimiento de su conciencia de la misma, debe ser plena, y debe permitir a todos los sindicatos trabajar libremente y en igualdad de condiciones en las empresas, moverse entre los trabajadores, hacer entre ellos su propaganda y el planteamiento de sus propuestas, cuya diversidad habrá de ser contrastada en las asambleas de tajo, para decidir su parecer mayoritario en la asamblea general. Justamente ése es el cometido de la Secciones Sindicales de Empresa: estar al tanto de todos los problemas obreros, tanto particulares como generales, denunciar las arbitrariedades patronales, defender, en toda situación de agresión e injusticia, a individuos y grupos obreros y convencerlos de la razón de sus planteamientos, tanto en los casos concretos como en la visión general del movimiento obrero y de sus finalidades.

Las asambleas son las que deben decidir, en cada caso, sus propuestas y nombrar a sus representantes para planteárselas a la Patronal.. Estos representantes tendrán un margen de negociación fijado por la asamblea y, en ningún caso, deben poder tomar decisión alguna sin la aprobación mayoritaria de la asamblea general. Para negociaciones que rebasen el marco de la empresa, se habrá de proceder a coordinaciones previas entre asambleas de ramo, que deberán proceder según la metodología ya descrita. Si hablamos de esto, estamos hablando de un movimiento trabajador real y vivo y del método directo inexcusable de sus acciones. Naturalmente, con esta metodología, que es la única y propia para la canalización y defensa de los intereses de los trabajadores, las reivindicaciones obreras son más duras y radicales y pueden y deben, además, integrar planteamientos finalísticos de superación del sistema.

LA  REACCION DE LA PATRONAL Y EL ESTADO

martes, 30 de julio de 2019

LA FISCALIA DENUNCIA A SIETE REPONSABLES DE RENFE POR LA MUERTE DE DOS TRABAJADORES EXPUESTOS A AMIANTO



Siete exresponsables de Metro, denunciados por la Fiscalía por homicidio imprudente por la muerte de dos trabajadores expuestos a amianto

Siete responsables de salud y prevención de riesgos laborales de la empresa Metro de Madrid han sido denunciados por la Sección de Siniestralidad Laboral de la Fiscalía Provincial de Madrid. En la denuncia, se les acusa de homicidio imprudente por la muerte de dos empleados de mantenimiento de Metro tras exposición al amianto.

Concretamente, a los responsables se les imputa la presunta comisión de tres delitos. Por un lado, se encuentra un delito contra los derechos de los trabajadores; por otro, dos delitos por homicidio imprudente y lesiones por imprudencia.

Los denunciados son F. L. O., responsable de la Unidad de Prevención y Salud Laboral desde el 6 de noviembre de 2003 hasta el 24 de enero de 2012; P. S. A. L., gerente de prevención laboral desde el 1 de enero de 2011 al 17 de noviembre de 2009; J. N. D. coordinador de Prevención de Riesgos laborales desde el 1 de mayo de 2015 a la actualidad; B. R. R., Coordinadoras de Prevención de riesgos laborales desde el 1 de diciembre de 2009; E. F. C. G., responsable del Servicio de Prevención y Salud Laboral, desde el 6 de enero de 2012 a la actualidad; J. M. G., responsable del Área de Prevención y Salud Laboral, desde el 6 de noviembre de 2015 a la actualidad; J. O., perteneció a la Gerencia de Mantenimiento de Material móvil en diferentes áreas desde abril de 2003 a 31 de diciembre de 2005.

Infracción "grave" de las normas de prevención de riesgos laborales

Para la Fiscalía, todos los denunciados infringieron de forma "grave" las normas de prevención de riesgos laborales "creando una situación de riesgo para los trabajadores a su servicio a los que permitieron trabajar con Materiales con Amianto, altamente peligroso para su vida y salud, careciendo de toda política preventiva, al no existir una evaluación de riesgos en relación con la exposición al amianto que permitiera un trabajo en condiciones seguras".

Del mismo modo, la denuncia del Ministerio Público sostiene que los responsables de salud y prevención de riesgos laborales de Metro de Madrid "ocultaron" a los trabajadores y a sus representantes que las piezas que manipulaban contenían amianto. Asimismo, añaden que tampoco se les facilitó ni la información ni la formación necesaria para trabajar con seguridad con este componente.

En este sentido, se subraya que a los trabajadores ni siquiera "les entregaron los equipos de protección individual preceptivos para manipular el amianto con seguridad", razón por la cual entiende que los denunciados eran "conocedores de la existencia de este mineral en Metro de Madrid, S.A., a los que han estado expuestos hasta 2017, de manera continuada, un número indeterminado de trabajadores de la empresa".

Metro decidirá sobre los empleados cuando haya sentencia firme

Por su parte, Metro de Madrid ha manifestado su respeto ante las resoluciones que adopte la Justicia y ha detallado que se tomará una decisión respecto a los empleados denunciados por la Fiscalía. Además, han recalcado que colaborarán "activamente" con los órganos judiciales, como lo han hecho "desde el principio" con la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid sobre la presencia de amianto en el suburbano.

Además, han recordado que en 2018 pusieron en marcha un plan de desamiantado dotado con 140 millones de euros y de los que ya se han adjudicado 27,4 millones. Destacan que se está trabajando en la eliminación de las piezas con abesto en las unidades móviles más antiguas, así como en el caso de bóvedas en las estaciones con mayor antigüedad de la red de Metro.

Por otro lado, desde el suburbano han detallado que se han realizado más de 1.100 reconocimientos médicos específicos y todos ellos han dado "negativo" en lo relativo a la exposición sobre amianto. A ello suman las 575 mediciones ambientales desplegadas en las instalaciones sobre la presencia de fibras de amianto, con resultado igualmente negativo, por lo que no existe riesgo de exposición tanto para usuarios como para empleados.



MARIA SILVA CRUZ - LA LIBERTARIA



Silva Cruz, María - "La libertaria"

De los afectados por la matanza de Casas Viejas en enero de 1933 María Silva Cruz fue la que alcanzó mayor popularidad. Si todos vieron cambiadas sus vidas la suya lo fue aún más. Tanto que tres años más tarde hasta la perdió. Durante unos meses de 1933 su nombre estuvo en boca de media España : en las del pueblo común, en las de jueces y autoridades, en las de periodistas y políticos y en las de literatos y poetas.

De los afectados por la matanza de Casas Viejas en enero de 1933 María Silva Cruz fue la que alcanzó mayor popularidad. Si todos vieron cambiadas sus vidas la suya lo fue aún más. Tanto que tres años más tarde hasta la perdió. Durante unos meses de 1933 su nombre estuvo en boca de media España : en las del pueblo común, en las de jueces y autoridades, en las de periodistas y políticos y en las de literatos y poetas.

Autor : José Luis Gutiérrez Molina

Según los libros de la iglesia de Nuestra Señora del Socorro de Casas Viejas, María nació al mediodía del 20 de abril de 1915 y fue bautizada dos meses después, el 6 de julio, con los nombres de María del Socorro, Josefa de la Santísima Trinidad. Datos que se contradicen con los del Registro Civil en el que fue inscrita como nacida dos días antes, el 18 de abril, y dos horas después, a las dos de la tarde. Sus padres eran María Cruz Jiménez y Juan Silva González y tuvo siete hermanos : Catalina nacida en 1917, Carmen, en 1919, Francisco, en 1921, Juan, en 1923, Manuel, en 1925, Antonia, en 1927 y José quien, nacido en 1929, murió pocos meses después. Su madre era hija de Francisco Cruz Gutiérrez, un carbonero conocido como “Seisdedos” por tener ese número de dedos en manos y pies, y Catalina Jiménez Esquivel. Su padre era hijo de dos vecinos de Guaro, en la provincia de Málaga, afincados en Casas Viejas.

La infancia y adolescencia la pasó en las Algámitas, en la finca “Zapatero”, donde la familia Cruz se dedicaba a hacer carbón. Una economía llena de dificultades que tenía que completarse con otras fuentes de ingresos. Como trabajar en la siega de la cosecha o emplearse de criada interna. En la de los Suárez lo hizo la viuda del hijo de Catalina Jiménez. A ella iba a veces una pequeña muy tímida a la que llamaba la atención los grifos y los materiales de las paredes. Ni unos ni otros los tenía en la choza en la que vivían. Era María.

Entre ocho y diez años vivieron allí. Durante ellos murieron de gripe los dos hijos de Catalina Jiménez. Fue otra muerte la que decidió a Francisco Cruz a instalarse en la aldea : la de Antonio, el primogénito. Por esas fechas Catalina Jiménez también enfermó. Entonces “Seisdedos” dijo que no quería llevar más muertos hasta Casas Viejas y se fueron a vivir a la aldea. Sería 1928 o 1929. Un traslado que se realizó por etapas. Primero “Seisdedos” con los niños mayores, entre ellos María que se había criado con su abuelo y en el pueblo continuó viviendo con él. Esa fue la razón por la que el 11 de enero se fuera a la choza de su abuelo antes que a la de sus padres.

lunes, 29 de julio de 2019

ASESINATOS DE TRABAJADORES EN LA CARRACA Y SAN FERNANDO



HOJA Nº 42 DE EL ORDEN - PUBLICADA EN MARZO DE 1877 POR LA INTERNACIONAL SOBRE LOS ASESINATOS DE LOS TRABAJADORES EN LA CARRACA Y SAN FERNANDO
EXTRAIDO DEL LIBRO EL PROLETARIADO MILITANTE

Tres puntos resaltan en la transcrita Memoria que merecen fijar la atención del lector.

1° La malicia burguesa y la crueldad gubernamental con que fueron tratados los internacionales en España, no sólo como internacionales, sino como trabajadores que aspiraban a librarse de la esclavitud capitalista.

2° La candidez revolucionaria de los trabajadores.

3° La pequeñez y consiguiente debilidad de la organización obrera.

En efecto, ya hemos visto en otro lugar el Manifiesto de la Comisión Federal relatando los atropellos que en nombre de la República federal cometieron los funcionarios de la centralización autoritaria; ahora veremos los horrores cometidos en Cádiz contra infelices presos por orden de la autoridad militar.

En esa Memoria, con fidelidad de cronistas y con sinceridad de dignísimos trabajadores que cumplen un cargo oficial por mandato de sus compañeros, se expone una tristísima verdad, desconocida generalmente por el silencio de la prensa burguesa al servicio de los poderosos, referida en el número 42 de El Orden, hoja clandestina, publicada en España en marzo de 1877:

Hace ya tiempo que El Orden hizo públicos los horrorosos crímenes cometidos en la Carraca y San Fernando por los sicarios de la burguesía y cuyas víctimas fueron padres de familia honrados y laboriosos, que pagaron con una muerte horrible el delito de pertenecer a la clase trabajadora.

Entonces dijimos que, aparte de otras monstruosidades que nos resistíamos a creer, nos constaba que habían sido arrojados al mar, vi- vos y metidos en sacos con una gruesa bola atada a los pies, sesenta y seis trabajadores que estaban en calidad de presos en la Carraca.